Noticias

Mantente al día de las noticias financieras

¿Tienes un PIAS?¿Quieres mejorarlo?

Si tienes un PIAS, tienes el mejor producto de ahorro que existe para complementar la jubilación. Sin duda alguna.

Es un producto “bendecido” por la ley, supervisado institucionalmente y que cumple con los cinco principios de la correcta inversión.

Es Seguro, porque su distribución está supervisada y el ahorro está protegido institucionalmente.

Es Rentable, porque invierte en cestas de fondos diversificados y bien gestionados.

Es Liquido. Porque se puede rescatar desde el primer año.

Vence la Inflación. En los mejores casos su rentabilidad media supera el 8% anual.

Su Fiscalidad es excelente. Cuando se rescata en forma de Renta Vitalicia para complementar la pensión de jubilación, tanto las aportaciones como la rentabilidad obtenida, quedan prácticamente libres de impuestos.

Pero lo mejor es que todo eso, aún se puede mejorar.

Si ya tienes un PIAS, puedes traspasarlo al mejor sin coste alguno.

Ahora te ofrezco la posibilidad de comparar tu PIAS con el mío. Y si quieres te digo cómo cambiarlo.

¿Por que conformarte con cualquier PIAS si puedes tener el mejor?

¿Qué plan de ahorro necesitas para la jubilación?

https://elpais.com/economia/2018/04/09/actualidad/1523287014_205745.html

Un artículo de El País nos deleita con las opiniones del Sr. Gallardo, un “gurú” de las finanzas. Pero una de dos, o no es “tan gurú”, o el redactor del artículo no hizo bien sus deberes.

Respecto a lo dicho sobre los fondos de inversión, cuentas y depósitos bancarios, poco que decir. Argumentos correctos.

Pero cuando habla de productos aseguradores de ahorro inversión, Una vez más demuestran ignorancia, falta de interés o tal vez manipulación.

Existen muchos productos de ahorro inversión fuera del circuito bancario y si deciden mencionarlos deberían informarse mejor o ser más prudentes.
Señores de la prensa. Ustedes llegan a mucha gente y lo que es peor… hay gente que cree lo que lee.

A mí entender este artículo sigue dirigiendo al ahorrador hacia los depósitos o cuentas, por su garantía, a los fondos por su rentabilidad, o a los dichosos planes de pensiones, por sus “beneficios fiscales”. Pero respecto a los productos aseguradores, como siempre, meten la pata hasta el corvejón.

Como es evidente, ni las cuentas ni los depósitos bancarios van a resolver nuestra jubilación. Es como meter dinero en una hucha, pero pagando a alguien por cuidarla. Rentabilidad cero, gastos y en resumen, devaluación del ahorro.

Respecto a los fondos de inversión, mejor rentabilidad, costes de gestión e impuestos por plusvalía, pero necesitarás cultura financiera para gestionarlos o un experto que mantenga la gestión activa del ahorro/inversión. Gastos de gestión y una capital importante para empezar.

Llegamos como siempre al producto estrella, creado para enriquecer las arcas del Estado. El dichoso Plan de Pensiones.
Nos hablan de sus bondades y nos los meten por los ojos. Fácil de contratar, poco riesgo y ventajas fiscales, pero no inciden en lo que realmente son. Un ahorro para hacienda y no para el ahorrador.

Nos hablan de sus escasas rentabilidades, sin explicar sus costes de gestión y que su rentabilidad rara vez superan la inflación.
No nos hablan de beneficios fiscales y dicen que desgravan impuestos cuando no lo hacen. Solo aplazan impuestos que pagaremos con creces en el momento del rescate. Si, nos hablan de su penalización fiscal si se rescata de una sola vez, pero no explican que si el rescate es diferido o cómo renta, también penaliza fiscalmente y mucho, porque el ahorro en plan de pensiones, se rescate en forma de capital o en forma de renta, tributa como renta de trabajo y al rescatarlo incrementa la base del IRPF penalizando nuestro ahorro.

Un ejemplo: Si mi pensión de jubilación es de 900 € mensuales y mi escala de gravamen del 19%, al percibir otros 900 € mensuales de un plan de pensiones, mi IRPF se disparará a tramos del 24% o el 30%. ¡DEL TOTAL DE 1800€!
Ósea que mis ingresos serían 1800 € menos el 28% aprox. Renta neta 1296€.

Hablemos claro.

Cuando un experto habla de productos de ahorro inversión, incluyendo los productos aseguradores, no puede meter a todos en la misma cesta. No puede hablar de escasa rentabilidad, escasa flexibilidad, escasa garantía y no se que otras MENTIRAS.
No puede hacerlo, porque se les ve el plumero dejando de manifiesto que, o es un ignorante, o tiene preferencia por la banca y los gestores de fondos,… o es amigo del Sr. Montoro.

Lo que hace un consultor financiero es explicar con detalle Las bondades, y carencias de cada producto financiero, de inversión, o de ahorro.

Si hablamos de aseguradoras y sus productos, lo que debemos explicar es que;
La solvencia de las aseguradoras supera con creces la solvencia de la banca (que ya ha necesitado varios rescates)
La actividad de las aseguradoras está permanentemente supervisada por la Dirección General de Seguros y el ahorro está protegido por el Consorcio de Compensación de Seguros.
Y lo más importante, hay tal variedad de productos, que no se pueden meter todos en la misma cesta.

Entre todos hay uno que incluye todas las bondades de los planes de pensiones, de los seguros, de los depósitos, de los fondos de inversión y para colmo, las mejores condiciones fiscales, dejando el ahorro y su plusvalía prácticamente exentos de tributación. Este es un producto asegurador del que nos hablan muy poco. El PIAS.

El PIAS es con diferencia el mejor producto de ahorro inversión para la jubilación, ya que fue creado con el único propósito de ayudar a los españoles a planificar un ahorro periódico a largo plazo, diversificado, promediado, rentable, seguro, protegido y prácticamente libre de impuestos.

El PIAS comienza su andadura entre 2006 y 2007 y coincide con la reforma fiscal que penaliza los planes de pensiones. Ley 35/2006 del IRFP.

Este producto es el único producto de ahorro que cumple con todas las premisas del ahorro inversión y que el artículo, queriendo o sin querer, ha mencionado.

Aporta seguridad y garantía, al ser un producto regulado por la ley, supervisado por la DGSFP y protegido por el CCS.
Permite distintos niveles de riesgo, pudiendo iniciar el ahorro en estrategias agresivas para consolidarlo con el paso del tiempo en estrategias moderadas o garantizadas.
Permite el traspaso a otros PIAS sin gastos.
Obtiene altas rentabilidades, muy por encima de las que pudiera obtener un plan de pensiones o un depósito bancario, porque invierte las aportaciones en fondos de inversión diversificados globalmente, realizando una gestión activa de dichos fondos y diluyendo cualquier tipo de riesgo. Es flexible, pudiendo rescatar el capital invertido y su rentabilidad en cualquier momento, sin dar explicaciones.
Y lo que es mejor. Tanto el ahorro como la rentabilidad obtenida queda prácticamente exento de tributación si se rescata en forma de renta para complementar la jubilación, porque así lo establece la Ley 35/2006 del IRPF.

Ej: Si mi pensión de jubilación es de 800 € y mi escala de gravamen del 19%, al percibir una renta de otros 900 € procedente de un PIAS mi IRPF seguirá siendo el mismo. NO SE APLICA A LOS 900 € del PIAS. Mi renta total sería de 1800€ menos el 19% de la pensión pública de 900€.
Igual a 1629€, frente a los 1296€ del “dichoso” Plan de Pensiones.

Además, al percibir una pensión baja, lo más normal es que el pensionista obtenga una devolución parcial de impuestos en su declaración de la renta, cosa que no le ocurrirá al amigo que opte por un plan de pensiones, porque cobrando menos, su renta declarada sería bastante más alta.

Seamos prácticos. Casi 400 € mensuales es mucho dinero cuando hablamos de vivir de una pensión durante más de 20 años.

Señores de la prensa, cuando se dirijan a tanta gente, afinen en los detalles.
Si que importan.

La incapacidad de los partidos para ponerse de acuerdo impide un pacto que salve las pensiones

La incapacidad de los partidos para ponerse de acuerdo impide un pacto que salve las pensiones

El ahorro gestionado por los seguros asciende a 226.457 millones

El Pacto de Toledo debe ofrecer sus recomendaciones para asegurar el futuro de las pensiones, evitar la pérdida de poder adquisitivo de los pensionistas y, en definitiva, hacer que

Fuente: www.elmundo.es/economia/macroeconomia/2018/02/05/5a746df8e5fdeae8558b45d9.html

Share This

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar