Si tienes un PIAS, tienes el mejor producto de ahorro que existe para complementar la jubilación. Sin duda alguna.

Es un producto “bendecido” por la ley, supervisado institucionalmente y que cumple con los cinco principios de la correcta inversión.

Es Seguro, porque su distribución está supervisada y el ahorro está protegido institucionalmente.

Es Rentable, porque invierte en cestas de fondos diversificados y bien gestionados.

Es Liquido. Porque se puede rescatar desde el primer año.

Vence la Inflación. En los mejores casos su rentabilidad media supera el 8% anual.

Su Fiscalidad es excelente. Cuando se rescata en forma de Renta Vitalicia para complementar la pensión de jubilación, tanto las aportaciones como la rentabilidad obtenida, quedan prácticamente libres de impuestos.

Pero lo mejor es que todo eso, aún se puede mejorar.

Si ya tienes un PIAS, puedes traspasarlo al mejor sin coste alguno.

Ahora te ofrezco la posibilidad de comparar tu PIAS con el mío. Y si quieres te digo cómo cambiarlo.

¿Por que conformarte con cualquier PIAS si puedes tener el mejor?

Share This

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar